Este análisis se corresponde con los objetivos marcados en el mismo, ya que introduce los Medialabs como una forma de innovación en el ámbito universitario que nace del corazón de la cultura digital y se materializa en formatos y epistemologías que escapan de esa propia dimensión, adquiriendo una materialidad en espacios físicos.  

Hemos establecido la conexión entre los conceptos de laboratorios sociales y Medialabs. Este tipo de laboratorios ofrecen oportunidades para diseñar y probar modelos que pueden extenderse a valoraciones más holísticas y multidimensionales del impacto de las universidades, para ello, deben contar con las herramientas adecuadas para monitorizar la recepción de sus actividades.

En cuanto al carácter experimental, se ha establecido como naturaleza abierta y ciudadana y digital de los Medialabs, exigiendo en algunas ocasiones la generación de nuevas métricas de implicación social que vayan más allá de los modelos tradicionales.

Con los Medialabs se propone una introducción a un tipo diferente de trabajo artístico colectivo, que incluye seminarios, conferencias y talleres de diferente índole.

La nueva interacción que existe entre laboratorio, arte y educación hace hincapié en el valor de uso del arte, es decir, cómo la gente puede participar en producirlo, construyendo entornos de actividades auto – pedagógicas.

Las entrevistas también arrojaron conclusiones interesantes en cuanto al futuro de los MediaLabs: