Programadora cultural de Medialab USAL
Universidad de Salamanca

¿En qué contexto y con qué propósito surge Medialab USAL?
La Universidad de Salamanca crea en 2010 Medialab USAL, con el objetivo de: promover la innovación educativa, potenciar la innovación social desde la Universidad; comprometerse con la innovación en su entorno, impulsar la creatividad entre alumnos y profesores e implicar a profesores y alumnos (en conexión con el resto de la sociedad) en la experimentación con tecnologías digitales como impresión 3D, arduino, realidad virtual, etc.
Medialab USAL nace ligado al Programa Campus de Excelencia Internacional (CEI), puesto en marcha entre los años 2009 y 2011 por el Ministerio de Educación, junto al Ministerio de Ciencias e Innovación, las Comunidades Autónomas y otras organizaciones públicas y privadas. Además, Medialab USAL se configura como un espacio para fomentar la excelencia universitaria, desde la convergencia de arte, tecnología y sociedad para la canalización de proyectos y actividades ligadas a las nuevas fórmulas de aprendizaje y a la investigación universitaria. Otro de los importantes cometidos de Medialab USAL es fomentar la conexión entre todos los agentes y áreas de la Universidad para facilitar el desarrollo de iniciativas conjuntas y favorecer un entorno innovador.

¿Cuáles fueron los principales obstáculos para su creación?
El concepto de medialab entraña bastante complejidad y lograr el propio entendimiento del concepto y el aporte que podía suponer para la Universidad y a la sociedad no fue una tarea rápida. Pero más allá de eso, uno de los principales obstáculos es que la creación de este medialab surgió en plena crisis económica y era más complicado contar con apoyos institucionales y empresariales para algunas de las propuestas e iniciativas.

¿En qué modelo se basaron?
Nos basamos, principalmente, en el MIT (como modelo de medialab universitario) y en espacios de estas características de corte ciudadano, tales como Medialab Prado. Laboral Gijón también fue una importante guía.

En el cuestionario, respondió que se financian también mediante actividades propias, describa algunas de ellas.
La financiación de nuestro medialab actualmente depende del vicerrectorado del que dependamos en cada momento. También tenemos otro tipo de apoyos institucionales, por ejemplo, en este momento contamos con una Cátedra creada conjuntamente con Telefónica y un convenio con Everis con el que se podrán apoyar algunas de nuestras actividades.

¿Qué equipos tecnológicos tienen en Medialab USAL?
Contamos con impresoras 3d, herramientas para desarrollar actividades y proyectos basados en código abierto tales como arduino, Kinect…; así mismo contamos con herramientas de taller tradicional y, recientemente, hemos adquirido nuevas herramientas para potenciar el prototipado digital y nuestra parte de Fablab (cortadora y grabadora láser, fresadora de sobremesa, cortadora de vinilo, impresora 3D multimaterial).

En el cuestionario, ha mencionado tienen tres proyectos de investigación, diga sus nombres. Si están todos en su página web no hace falta describirlos ¿podría facilitarme el enlace de estos proyectos?
Contamos con diversos proyectos e iniciativas que se van impulsando cada curso académico y que van cambiando. Pero actualmente contamos con tres grandes proyectos que están de forma permanente o que siguen aún en desarrollo:
• Proyecto de creación de una experiencia inmersiva sobre Alzheimer. Desde hace un tiempo estamos desarrollando este proyecto de forma interdisciplinar y colaborativa con el objetivo de visibilizar los retos de investigación y otros aspectos vinculados a la enfermedad. Para ello, estamos creando una experiencia inmersiva que sirva para ponernos en la piel de una persona que comienza a tener los primeros síntomas de la enfermedad. Este proyecto se está desarrollando en colaboración con diversas entidades y departamentos de la USAL y cuenta con la participación de alumnos y profesores de diversos ámbitos.
• Datalab. Es un grupo de trabajo que se reúne semanalmente para trabajar con datos. Organizan actividades abiertas a toda la comunidad universitaria y el resto de la sociedad y participan en proyectos. Este año han estado trabajando en el desarrollo de una aplicación que ayude a expertos en cardiología a elaborar diagnósticos más rápidos.
• Bonsái Educativo. Este es otro proyecto interdisciplinar, basado en arduino. Tiene como objetivo crear un bonsái que pueda cuidarse solo (el sistema permite, por ejemplo, control de riego, humedad, etc.) y que pueda utilizarse con fines educativos, aplicado a primaria y a secundaria (estaría vinculado al aprendizaje de conceptos de asignaturas como Biología y Tecnología).

¿Cuáles son sus líneas de investigación o trabajo?
Líneas de trabajo son experimentación con tecnologías digitales, innovación educativa, promover la creatividad y la innovación social.

¿Cómo participan los estudiantes en el Medialab?
Los estudiantes pueden usar siempre las instalaciones y materiales de MEDIALAB USAL y pueden formar parte de sus proyectos y actividades por su cuenta o través de un proyecto o actividad llevada a cabo en colaboración con un profesor y una determinada asignatura.

¿Los medialabs contribuyen en la formación de los estudiantes o solo se perciben como innovación académica?
Para la USAL el medialab es un área que ofrece formación complementaria al alumnado y que promueve la innovación educativa y la conexión con las diferentes áreas del conocimiento. Es además un espacio donde ofrecer una formación más experimental que a veces el día a día del aula no permite. Así mismo, desde MEDIALAB USAL se ofrece una formación práctica, basada en el uso de la tecnología y se promueve un aprendizaje interdisciplinar, colaborativo y basado en la resolución de problemáticas reales.
10. ¿Es necesario la creación de medialabs académicos para lograr la innovación universitaria?
No creo que sea la única fórmula para promover la innovación universitaria, pero creo que es una de las opciones más interesantes porque este tipo de espacios son además importantes puntos de encuentro con la sociedad y por eso, permite estar siempre en contacto con problemáticas reales.
Además, al menos en el caso de nuestra universidad, constituye una oportunidad de poner en contacto con ciertas tecnologías emergentes a estudiantes y profesorado de áreas en las que normalmente no se utilizan.
Creo que este tipo de espacios permiten experimentar y aplicar ciertas fórmulas de enseñanza y aprendizaje que el día a día de las clases y de los formalismos académicos, muchas veces, no permite y por eso, facilita el desarrollo de procesos innovadores en el entorno de la Universidad. El hecho de facilitar la conexión constante entre diferentes áreas del conocimiento y ofrecer actividades en las que se trabaja y aprende forma de práctica, también contribuye a la innovación.